Ayuntamiento de Legutio

Dirección: Carmen, nº 10

Comunidad: País Vasco

Localidad: Legutio

Código postal: 1170

Alcalde / Alcaldesa: CESAR FERNANDEZ DE GAMARRA EGURROLA

Partido gobernante: EH Bildu

Población: 1.643 habitantes

Teléfono: 945455010

Fax: 945455125

Página web: www.legutio.eus

Villarreal de Álava (en euskera y oficialmente Legutio, anteriormente Legutiano) es un municipio español de la provincia de Álava, en la comunidad autónoma del País Vasco.

El municipio está formado por cinco pueblos, que a su vez forman concejos, siendo el más importante de ellos el de Villarreal, que da nombre al municipio.

Topónimo

En la carta de fundación de esta localidad, que data de 1333, aparecen los dos diferentes nombres que ha llevado a lo largo de su historia: Legutiano/Legutio y Villarreal de Álava.

Aunque el apelativo «...de Álava» aparecía ya en su carta puebla y la denominación se mantuvo durante varios siglos, lo cierto es ya en época moderna a la localidad se la denominaba habitualmente Villarreal a secas, y con esa denominación oficial llegó hasta el siglo XX. En la década de 1910, a recomendación de la Real Sociedad Geográfica se cambió la denominación oficial a Villarreal de Álava, recuperando su nombre histórico. Esto se realizó para evitar que existieran otras localidades con la misma denominación oficial en España.

Llegamos a la década de 1970, cuando comienza en el País Vasco un proceso de normalización lingüística, en el que se comienzan a estandarizar y oficializar los topónimos en euskera, que habían carecido históricamente de reconocimiento oficial.

Entre los nombres que en 1979 Euskaltzaindia propuso como forma normativa de denominar a la localidad en euskera se encontraba Bilerle. Bilerle era la forma en la que los vascoparlantes del lugar pronunciaban Villarreal al hablar en euskera; adaptado a las normas ortográficas modernas del idioma. Sin embargo, esta denominación no tuvo éxito y acabó arrinconada.

Legutiano/Legutio

Legutiano es el nombre que tenía la población antes de que se fundara la villa. El topónimo cayó en desuso, pero ha sido recuperado en tiempos modernos y actualmente una variante suya, Legutio es el nombre oficial del municipio.

Legutiano pertenece a la serie de topónimos vascos terminados en el sufijo -ano, -ana. Filólogos como Julio Caro Baroja o L.M. Mujika establecieron la hipótesis de trabajo de que tanto este sufijo, como el sufijo -ain; muy frecuentes en la toponimia vasco-navarra; eran fruto de la evolución del sufijo latino -anum en tierras vascas.

En muchas regiones del antiguo Imperio romano, el sufijo acusativo -anum unido a un nombre personal formaba el nombre de las posesiones rústicas denominadas fundus. Este nombre solía ser el del propietario original del fundus, ya que luego si cambiaba de poseedor el nombre del fundus solía mantenerse invariable. Siguiendo esta hipótesis las poblaciones vascas con sufijo -ain o -ano remontarían su origen a asentamientos rurales de la Época Romana o de la Antigüedad Tardía y Edad Media, que hubiesen mantenido pautas de nombrar las propiedades heredadas de la época romana.

Caro Baroja analizó los topónimos vascos acabados en -ano tratando de establecer el nombre propio que se escondería detrás de cada uno de ellos. En el caso de Legutiano, propuso el nombre propio «Legutius»; aunque confesó que no había encontrado ese nombre documentado.3​La evolución del topónimo habría sido Legutianum->Legutiano. Otros filólogos han propuesto el nombre femenino Leguntia como origen del topónimo, siendo este un nombre documentado durante la Edad Media en Vizcaya.

De haberse seguido utilizando el topónimo Legutiano de forma habitual cabe pensar que al hablar en euskera hubiera proseguido evolucionando como Legutiano -> Legutiao ->Legutio; ya que la pérdida intervocálica de la «n» es un fenómeno que se ha producido en innumerables topónimos vascos durante los últimos siglos. De hecho, este fenómeno se ha producido en dos municipios limítrofes, cuyos nombres vascos modernos son Otxandio y Aramaio, fruto de una evolución de los más antiguos Ochandiano y Aramayona. Utilizando esta analogía, la Real Academia de la Lengua Vasca propuso en 1979 «Legutio» como nombre vasco de la localidad, junto a Bilerle. Legutio ha tenido más éxito y actualmente es la denominación recomendada por la Academia.

Sin embargo, en 1980 el ayuntamiento decidió adoptar «Legutiano» como denominación oficial del municipio, rescatando sin más el antiguo nombre del lugar y haciendo caso omiso de la recomendación de la Academia de utilizar Legutio. Tras varias décadas siendo Legutiano el nombre oficial, en 2011 el municipio adoptó finalmente la denominación oficial de «Legutio».

Historia

La villa de Villarreal de Álava fue fundada en 1333 por el rey Alfonso XI de Castilla. Como base para la fundación de la villa el rey tomó la población de Legutiano, situada cerca del límite de Álava con el Señorío de Vizcaya, a la que cambió de nombre, dotó de fueros y dio jurisdicción sobre varias aldeas cercanas: Urrúnaga, Gojáin, Urbina, Anguelu, Nafarrate y Elosu. De estas 6 aldeas originalmente asignadas a Villarreal; Anguelu se despoblaría y Nafarrate se convertiría en un barrio de Urrúnaga; siendo las 4 restantes aún hoy en día concejos agregados al municipio, pero dotados de cierta autonomía.

En 1371 el rey Enrique II otorgó la villa como señorío a Juan de Abendaño, noble vizcaíno que le había apoyado en la Primera Guerra Civil Castellana y ballestero mayor del reino. Villarreal sería desde entonces, paradójicamente, una villa de señorío en manos de la familia Abendaño hasta que algún señor de Villarreal falleciera sin descendencia, en cuyo caso la villa revertería al realengo.

Los Abendaño construyeron su casa-torre en Villarreal y desde ella guerrearon en las guerras de bandos formando parte del bando gamboíno.

En 1683 Villarreal se reintegrara al realengo tras la muerte de María Ladrón de Guevara Abendaño, condesa de Escalante y última señora de Villarreal, que murió sin descendencia dejando su señorío a la corona en el testamento.

Situada en una estratégica ubicación al pie de los pasos de montaña que comunican la Llanada Alavesa y Vitoria con los valles vizcaínos de Arratia, Duranguesado y el guipuzcoano del Alto Deva; Legutiano ha sido escenario de varios enfrentamientos bélicos considerables. Los primeros se produjeron durante las Guerras Carlistas, en las que fue una posición muy codiciada, al ser considerada la «llave de Vitoria». En 1875, durante el verano, Villarreal sufrirá duras acciones y grandes incendios por parte de los liberales.

En la Guerra Civil Española se produjo como hecho más reseñable la batalla de Villarreal entre el 30 de noviembre y el 24 de diciembre de 1936. La batalla de Villarreal fue la única ofensiva que realizó el Euzko Gudarostea (Ejército Vasco) durante la guerra civil. Esta ofensiva pretendía ocupar la estratégica posición de Villarreal y avanzar desde ahí hacia Vitoria y Miranda de Ebro como forma de aliviar la ofensiva de los sublevados contra Madrid. Sin embargo la ofensiva fracasó y los milicianos y gudaris vascos fueron incapaces de ocupar la villa, a pesar de que la bombardearon con dureza y la sometieron a numerosos ataques. Se calcula que fallecieron unos 1000 soldados y se produjeron otras 3500 bajas entre los atacantes, mientras que los defensores sufrieron menos bajas.

A principios de la década de 1950 se construyó el embalse de Urrúnaga, cerca del pueblo homónimo. La presa de Urrúnaga embalsa las aguas del río Santa Engracia, tributario del Zadorra. La construcción del embalse supuso una radical transformación del paisaje del municipio, ya que aunque no sumergió ninguno de los pueblos del municipio, sí que anegó numerosas tierras de cultivo y caseríos.

De su historia reciente el hecho que más repercusión ha tenido es el atentado terrorista con coche bomba que ETA perpetró contra la casa-cuartel de la Guardia Civil situada en el pueblo el 14 de mayo de 2008. Este atentado causó la muerte del agente Juan Manuel Piñuel y la destrucción del cuartel.

Economía

Villarreal cuenta al sur de su término municipal con uno de los polígonos industriales más importantes de Álava, el Polígono Industrial de Gojáin. Este polígono ocupa el espacio situado entre los pueblos de Gojáin, Urbina, Urrúnaga, Betolaza y Luco. Además hay otras industrias situadas en las márgenes de las carreteras que van de Vitoria a Mondragón (A-627) y de Vitoria a Durango (N-240). En las últimas décadas se instalaron bastantes empresas procedentes de Vitoria o del Alto Deva, que buscaron en este municipio expandir sus instalaciones aprovechando su situación estratégica y el espacio disponible. Entre ellas la más conocida es posiblemente la fábrica de naipes de Heraclio Fournier, el fabricante español más conocido de cartas de la baraja española.

Las empresas pertenecen a diversos sectores, pero destaca la industria siderometalúrgica. Por otra parte, según los datos facilitados por el Instituto Vasco de Estadística (Eustat), en 2011, Legutiano es el municipio con mayor renta per cápita de Álava.

Patrimonio

Monumentos religiosos

  • Iglesia parroquial de Santa Ana en Gojáin: iglesia de origen medieval.
  • Iglesia parroquial de San Juan Bautista en Urrúnaga: iglesia medieval.

Monumentos civiles

  • Portal de la Muralla: es el único resto que queda de las antiguas murallas que rodeaban la localidad de Villarreal/Legutiano. Se encuentra en el costado sureste de la actual plaza Ortiz de Urbina.
  • Granja Larrabea: casa-palacio de estilo neoclásico, situado al sureste del casco urbano de Legutiano/Villarreal. Fue construida en 1862 por el indiano Miguel Rodríguez Ferrer a su vuelta de Cuba. En un principio se llamó Finca El Retiro, edificada en un lugar llamado Larrabea, hoy día, Club de Golf.

(Artículo obtenido de Wikipedia: Ayuntamiento de Villarreal de Álava)

Población en Legutio

Evolución de muertes por COVID-19 en País Vasco

Evolución del paro en Legutio

Deuda pública en Legutio

¿Te gusta Legutio?

Vota para convertirla en el pueblo más bonito de España

Adelante, vota por tu pueblo o ciudad y realizaremos un reportaje del mismo al finalizar la encuesta.

Empieza ahora!

Situación del Ayuntamiento de Legutio

El tiempo en Legutio

Comentarios

CARMEN

Hace 3 años

Hola Buenas tardes. Desde esta página y a nivel únicamente personal quiero dejar patente mi total desacuerdo con el cierre de la calle principal del pueblo.Cual es el sentido de este cierre? No lo entiendo. Con este cierre se impide que cualquier persona de paso por el pueblo vea los servicios que este tiene, ya que todos están más o menos en esa calle.Igualmente se le complica mucho a toda persona con alguna minusvalía que aparque cerca de todos esos servicios, algo que me parece increíble, ya que muchos carecen de movilidad para caminar unos cuantos metros.Y así podría argumentar unas cuantas cosas más.De verdad queremos darle vida al pueblo y que este reviva y tenga incluso más servicios o queremos cargarnos los que tenemos?. Así creo que vamos a peor y no sé cuales son las ventajas de que la calle permanezca cerrada. Creo que deberían darle una vuelta y pensar en los beneficios de todos y para todos.Un funcionamiento mayor de todos los servicios va en beneficio de todos los vecinos. Y un mayor número de visitantes también nos beneficiaría a todos.Un saludo.

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.