Castilla-La Mancha



Castilla-La Mancha es una comunidad autónoma ubicada en el centro de la Península Ibérica, con capital en Toledo y dividida en 919 municipios que integran las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo. En ayuntamiento.es podrás encontrar información sobre los ayuntamientos y provincias de esta comunidad, además de los datos socio-económicos más importantes de cada municipio.

Castilla-La Mancha limita al norte con Castilla y León y la Comunidad de Madrid, al este con Aragón y Comunidad Valenciana, al sur con la Región de Murcia y Andalucía y al oeste con Extremadura. Con una extensión de casi 80.000 kilómetros cuadrados y una población de poco más de 2 millones de habitantes, cuenta con una de las esperanzas de vida más altas de España, que llega a más de 83 años.

Su paisaje es variado, pero se distingue especialmente por su zona montañosa, con el Sistema Central, el Sistema Ibérico, Sierra Morena y los Montes de Toledo, que delimitan la región, dominada en gran parte por la llanura, representada por la comarca natural de La Mancha y La Alcarria.

Su patrimonio histórico y cultural es extenso, con tres ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco: Toledo, Cuenca y Almadén, pero también son de destacar los parque nacionales de Cabañeros (Toledo y Ciudad Real) y las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), y los parques naturales de Las Lagunas de Ruidera, los Calares del Río Mundo y de la Sima, el Alto Tajo, la Serranía de Cuenca, la Serranía Madrona, la Sierra Norte de Guadalajara y el Barranco del Río Dulce.

La historia de Castilla-La Mancha es un compendio de influencias procedentes de diversas partes del entorno geográfico mediterráneo y europeo, y como claro ejemplo del eclecticismo hay que destacar la convivencia alcanzada en la Edad Media entre las culturas musulmana, cristiana y judía en la ciudad de Toledo.

Como dato interesante sobre la importancia de la cultura en la región castellano-manchega, hay que destacar la existencia de 184 museos dedicados a los más variados campos, una gran red de teatros y recintos orientados a las artes escénicas. También son importantes sus yacimientos arqueológicos, entre los que resaltan los de Alarcos, Segóbriga, Recópolis, Carranque y Minateda; treinta Conjuntos Históricos y una gran riqueza en folclore y tradiciones populares, además de fiestas y ferias, con cinco de ellas declaradas de interés turístico internacional, como son la Feria de Albacete, las semanas santas de Hellín, Cuenca y Toledo, y la Procesión del Corpus Christi de Toledo.