Salud

Propagación del Coronavirus: ¿Epidemia, pandemia o enfermedad endémica?

Desde que a finales de diciembre del 2019 se detectó el Covid-19 -llamado comúnmente Coronavirus- en China, más de 30 países …

Publicado el 26 de Febrero de 2020

|

0 comentarios

26/02/2020

|

0 comentarios

Desde que a finales de diciembre del 2019 se detectó el Covid-19 -llamado comúnmente Coronavirus- en China, más de 30 países están infectados a día de hoy. La afección que provoca sobre los humanos es un malestar similar al de un catarro o gripe, aunque al atacar al sistema respiratorio, puede también desembocar en casos más graves como neumonías. En edades avanzadas o personas con el sistema inmune debilitado, puede resultar letal, y aunque este hecho es idéntico al de una gripe, lo que preocupa de su expansión es que es un virus desconocido. Las dudas que surjen es si tiene capacidad de mutar en nuevos síntomas o si es capaz de adaptarse a nuevos medios.

Historia citológica del Coronavirus

El término de Coronavirus hace referencia al tipo de célula que constituye el virus, cuya membrana externa recuerda mucho a una corona.

En noviembre del 2002, en China, estalló un brote de Coronavirus denominado SRAS-CoV que provocó síndromes de respiración agudo en más de 8000 personas de 37 países, desembocando en más de 700 muertes tras su paso. Su índice de mortalidad se cifró en el 10%.

En el año 2012, en Arabia Saudí, se detectó otra forma de Coronavirus (el MERS-CoV) que se mantuvo activo hasta el 2019. Infectó a unas 2500 personas, de las cuales 800 no sobrevivieron. Su índice de letalidad se tasó en el 35%.

Ahora surje esta variante (el COVID-19 o SARS-CoV-2) en China, cuyos datos resultan alarmantes por su altísima capacidad de contagio. En solo dos meses, ya va por 80.000 infectados (y subiendo) en unos 40 países y cosechando más de 2700 muertes. Su tasa de mortalidad es mucho más baja que sus antecesores, aunque se desconoce si es capaz de mutar y volverse más agresivo. De momento es del 2% en Wuhan (la ciudad de origen) y del 0.7% fuera de allí.

Transmisión del Coronavirus

Su contagio es muy alto, bien a través del aire o bien mediante el contacto humano. Los primeros síntomas que acontecen son la tos seca y los estornudos, pero sin fiebre ni malestar. Es el estado de incubación que, si bien inicialmente se creía que era de 14 días, ahora se está confirmando que es de 24.

Pasado dicho periodo, el virus se vuelve hostil y pasa a provocar los síntomas característicos de fiebre, dolor articular, carraspeo e irritación de garganta, asemejándose a una gripe. Es precisamente este hecho el que hace que sea muy complejo de detectar, ya que no tiene un rasgo distintivo que lo identifique fácilmente.

Síntomas del Coronavirus

Ya avanzamos en el artículo sobre los inicios del virus en ayuntamiento.es cuáles eran los síntomas principales, muy similares al de un resfriado común:

- Fiebre.

- Dificultad en la respiración, ya sea por secreción mucosa o carraspeo.

- Tos

- Dolor de cabeza persistente

- Posibles dolores articulares

- Cansancio físico

Prevención para no contagiarse

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recordado el guion a seguir para protegerse de contagios indeseados, un manual que no difiere mucho del ya existente para las gripes comunes. Entre los puntos fundamentales de prevención, destaca:

- Evitar el contacto con personas que muestran síntomas de resfriado.

- Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente.

- Cocinar bien las carnes y los huevos.

- Cubrirse la nariz y la boca con una pañuelo antes de estornudar (esto sobre todo por si eres portador, para evitar contagiar a tu alrededor)

- Evitar en la medida de lo posible, tocarse la nariz, la boca o los ojos con las manos, pues esas son las principales vías de acceso que emplea el COVID-19 para entrar en nuestro organismo.

Tratamiento para los infectados

De momento no existe un tratamiento como tal ante los casos de infección del COVID-19, no al menos como método que no conozcamos ya, esto es, guardar reposo, hidratarse mucho bebiendo agua, y lavarse las manos con frecuencia, complementando con la toma de paracetamol o ibuprofeno para templar la fiebre. A los pocos días, nuestro sistema inmune atacaría al virus hasta extinguirlo.

No hay aún vacunas para tener nuestro cuerpo ya preparado ante la invasión del gérmen. Su creación puede tardar entre 10 y 20 meses, y tal y como sucede con las cepas gripales, el Coronavirus puede mutar su membrana para esquivar ser detectado, lo que da pie a muchas variantes.

¿Epidemia, pandemia o enfermedad endémica?

Mucho se ha hablado estos días acerca de estos términos tan cercanos entre sí para referirse al brote de Coronavirus. Trataremos de matizar sus diferencias y cuál es el estado actual de esta enfermadad que se está propagando.

Una enfermedad endémica son aquellas que brotan y que se mantienen estables durante el tiempo en un lugar concreto, tal cual lo hizo la Varicela en España, la Malaria en algunos países africanos, el dengue o el cólera.

Una Epidemia es una enfermadad que incrementa el número de afectados durante un tiempo para luego detener su contagio e incluso descender. Normalmente, estos virus solo se contagian durante el periodo de incubación, por lo que, si éste es muy bajo y no consiguen infectar a más gente antes de volverse virulento con los síntomas, acaba extinguiéndose al superar los afectados la enfermedad. El COV-19 que nos está azotando está tipificada en esta categoría: epidemia.

Una pandemia es como una epidemia pero mucho más grave, pues especifica que aumenta el número de contagios en todo el mundo de forma simultánea. Su transmisión y contagio son muy agresivos, muy volumétricos.

¿Quién define qué clasificación darle a un virus? Pues la OMS, que si bien de momento mantiene el rango de epidemia sobre el COV-19, ha especificado que el nivel de riesgo global es alto, dejando las puertas abiertas a que pueda escalar a pandemia.

Implicaciones del Coronavirus en la sociedad

Se está produciendo varios sucesos, algunos anecdóticos mientras que otros de bastante más preocupación, a causa de este infausto virus. Os ponemos aquí algunos:

- La organización de los juegos olímpicos de Tokio deberán decidir en mayo si finalmente se celebran o no dichos juegos. De momento mantienen el "sí", aunque está por ver cómo prosperará el Coronavirus durante estos meses restantes. Londres, la sede anterior de los JJOO, se ofreció a albergar dichos juegos como medida de socorro.

- Las mascarillas de protección han disparado su venta hasta el punto de que en Amazon España han incrementado su precio hasta en un 600%. Como ejemplo, algunas costaban 15 euros y ahora pasan a valer 199 euros.

- Las cremas para limpiarse las manos con alcohol (geles desinfectantes) están también siendo víctimas de una compra desmesurada en determinados supermercados de la geografía española. Ciudades como Oviedo, Santa Coloma de Gramalet, Dos hermanas, Málaga, Murcia, Alcobendas y Albacete han visto como las estanterías de este producto estaban sin stock.

Recordemos que este virus ataca de forma similar al de una gripe. De hecho, el sector de la población que más afectado se está viendo es el de edades avanzadas (mayores de 70 años) o personas con el sistema inmune debilitado por otras enfermedades. La mejor protección es la prevención, así que, sigamos los consejos de la OMS y confiemos en nuestra capacidad para combatir esta cepa.

 

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.