Política

La Pirotecnia Astondoa nació en el municipio de Areatza (Vizcaya) y cumple 130 años.

Como pocas empresas, Astondoa ya ha cumplido 130 años de historia. Empresa familiar dirigida en la actualidad por Izaskun Astondoa y que…

Publicado el 5 de Noviembre de 2015

|

0 comentarios

05/11/2015

|

0 comentarios

Como pocas empresas, Astondoa ya ha cumplido 130 años de historia. Empresa familiar dirigida en la actualidad por Izaskun Astondoa y que quiere diversificar su producción. Además de su centenaria producción pirotécnica, se está adentrando en el sector de las señales de seguridad y de salvamento marítimo, actividades para las cuales se necesitan unos altísimos requerimientos de calidad. Astondoa, ha adquirido una pirotecnia alavesa, Pirotecnia Lecea que ya se mueve en este sector y es de las mismas características que Astanoa, empresa centenaria y familiar. Así que a partir de este momento la empresa vizcaína tiene dos vertientes de negocio muy distintas, la pirotécnica y recreativa, fuegos artificiales, eventos y pirotecnia industrial de seguridad marítima, mercante y náutica deportiva. Buscar en las web astondoapiroteknia.com y pirolec.com. El sector de la pirotecnia industrial es muy internacional y guarda un mercado mucho más amplio. Existen semejanzas o sinergias entre las dos pirotecnias, pero los medios tecnológicos y de control de calidad en pirotecnia naval es mucho más exigente. Lecea, centraba mucho más su producción a la náutica recreativa, un mercado estacional que va desde el comienzo de la primavera hasta el principio del otoño. La idea de Astondoa es consolidar el mercado de señalización marítima y aviación, mercados mucho más amplios y no estacionales. Durante este año la empresa ha centrado sus esfuerzos en adaptar nuevos productos y sus certificaciones de calidad internacionales, necesarias para poder operar en el mercado internacional. Las señales de salvamento y de peligro son muy rigurosas, pero esperan despegar ya a mediados del año 2016. Astondoa lleva ya 130 años dedicándose a la diversificación de productos. La fundó el bisabuelo de Izaskun en 1885, que fabricaba pequeños cohetes en el taller de Areatza (Vizcaya), posteriormente probó con el diseño de espectáculos de fuegos de colores y el padre de Izaskun dio el salto hacia los fuegos aéreos. Ahora ya no tendrán que centrar los ingresos en dos estaciones sino diversificarán la capitalización para emprender un negocio que rinda durante todo el año.

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.