Turismo

En Fuenlabrada ya tienen un DNI local.

 

El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha implantado una tarjeta naranja, del tamaño de una tarjeta de visita, para atender a sus 200.000…

Publicado el 26 de Mayo de 2015

|

0 comentarios

26/05/2015

|

0 comentarios

  El Ayuntamiento de Fuenlabrada ha implantado una tarjeta naranja, del tamaño de una tarjeta de visita, para atender a sus 200.000 habitantes en el sector de los Servicios Sociales, sin distinción y para todos los residentes en el municipio. Esta tarjeta funciona como un DNI municipal y pretende dar a los inmigrantes irregulares una cobertura para que puedan acceder a los servicios de salud, transporte o pisos tutelados. El documento se implantó hace dos años y ya se han repartido 10.253 tarjetas entre toda la población. Se entrega una por familia y con ella acceden a los Servicios Sociales todos los miembros de la familia. A cada grupo familiar le atiende un trabajador social el cual se encarga de darles todo lo necesario de una manera integral. El único requisito es que resida en la ciudad de Fuenlabrada. De ahí que los inmigrantes que no tienen documentación sean atendidos por igual. No se deja a nadie sin la atención primaria y si no es de este municipio se le mandará al que corresponda. El municipio está dividido en cuatro sectores para que los trabajadores sociales tengan la misma carga de trabajo. Cada tarjeta tiene por detrás pegada una etiqueta con el funcionario que les atiende, con el número de teléfono y la dirección del centro de Servicios Sociales al que pertenecen. Las personas atendidas por este sistema superan las 50.000 en el municipio, con ayudas muy diferentes como atención psicológica y ayudas para comedor. En total el 15% de la población recibe algún tipo de prestación económica, un total de 27.000 personas en todo el municipio de Fuenlabrada. También se ofrecen planes de búsqueda de empleo y formación, según las necesidades personales o familiares. Se analizan los perfiles y aptitudes y se inscriben en cursos de formación o en bolsas de empleo. La rutina establecida es primero saber cómo están esas personas, dónde habitan para evitar que estén en la calle, se les marca un itinerario social en el que son atendidos por el mismo trabajador social desde el principio hasta el fin y se les va incorporando a los distintos servicios comunitarios. El objetivo principal es conseguir su integración y regularización empadronándose en el municipio, apoyándose siempre en las autoridades diplomáticas de su país.

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.