Entorno

El Ayuntamiento de Valencia modifica la plaza central de la ciudad para convertirla en zona peatonal

Luego de los cambios que el coronavirus y el correlativo confinamiento está produciendo, los métodos urbanísticos…

Publicado el 11 de Mayo de 2020

|

0 comentarios

11/05/2020

|

0 comentarios

Luego de los cambios que el coronavirus y el correlativo confinamiento está produciendo, los métodos urbanísticos de los ayuntamientos están adecuándose a las nuevas normativas y métodos de control.

Valencia, por su parte, ha peatonalizado la plaza donde está sito su Consistorio, un hecho que ha provocado un cambio drástico en los esquemas de movilidad general, pues su nuevo encuadre abarca el doble de metros cuadrados para los peatones. Habrá más zonas para andar y para distribuir terrazas por parte de los comercios, sacrificando al tráfico rodado.

La idea va más allá de un parche provisional, y es que, se pretende que estos cambios sean permanentes una vez pasada la pandemia por coronavirus.

Se dejará un único carril reservado para el paso de los autobuses y taxis. Ese será el único tráfico que se verá circular por la plaza.

Ha sido un proyecto que ha requerido de un nuevo asfaltado y más mobiliario urbano como bancos públicos y maceteros usados como delimitadores de las nuevas zonas peatonales.

Estado actual de la plaza del Ayuntamiento

Tras esta actuación, la plaza del Ayuntamiento queda con un solo vial que discurre por la zona recayente al Ateneo y a Correos, donde se habilita un carril en dirección a Marqués de Sotelo para dar continuidad a los buses lanzaderas de la nueva línea C de la EMT, los cuales son híbridos.

De esta forma, el tramo de la calle de San Vicente entre Reina y plaza del Ayuntamiento queda en exclusiva para la línea C y para taxis, eliminándose el giro hacia la avenida de Maria Cristina.

Esta peatonalización, al producirse en una zona central, provoca también que otras plazas sufran modificaciones, como ha sido el caso de la plaza de la Reina. En los meses venideros se cambiará su estructura para priorizar los buses, al igual que en la calle Colón.

El tráfico particular queda desviado desde la calle de la Paz hacia Poeta Querol, salvo taxis y la línea C, que cuentan con una frecuencia medio alta y que conectan con los intercambiadores de la plaza de la Porta de la Mar y de la calle de Xátiva, a la altura del Instituto Lluís Vives.

Este proyecto ha sido gestionado no solo por el Consistorio, sino por gran parte de la ciudadanía que ha implicado tanto en su propuesta inicial como en su implantación definitiva.

Varios colectivos sociales han aportado su granito de arena en que el proyecto saliera adelante, gestionando los permisos necesarios y facilitando al Consistorio la búsqueda de las empresas necesarias para acometer el proyecto. Ha sido un trabajo en equipo para el bien común de todos los habitantes.

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.