Turismo

El Ayuntamiento de Tomares, en Sevilla, requisado por presuntos delitos de malversación

Este jueves la Policía Judicial ha requisado los ordenadores del Ayuntamiento de Tomares, en la provincia de Sevilla, tras haber sido…

Publicado el 10 de Enero de 2014

|

0 comentarios

10/01/2014

|

0 comentarios

Este jueves la Policía Judicial ha requisado los ordenadores del Ayuntamiento de Tomares, en la provincia de Sevilla, tras haber sido denunciado por posibles delitos de malversación y prevaricación ante algunos de los responsables del consistorio. La investigación no se ha llevado detenidos y ha sido ordenada por el Juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla, que ya tomó declaración a los concejales denunciados ya a finales de año. La denuncia procede de diferentes fuentes por la la contratación de Juan Campos, en el pasado mandato, para la elaboración de una serie de informes con cargo a las arcas municipales. La denuncia establece informes donde la oposición avisa de la vulneración de las normativas de contratación del sector público, señalando que el contrato firmado entre el Ayuntamiento y Juan Campos fue formalizado en octubre de 2007 por más tiemp. Los responsables del ayuntamento aseguran que Juan Campos fue contratado en el pasado mandato para labores de "supervisión o asesoramiento" en materia de zonas verdes, y limpieza viaria, entre otros. Mientras, el alcalde de Tomares, José Luis Sanz (PP), está colaborando con la policía para facilitar toda la documentación posible, y ha mostrado su "más absoluta tranquilidad" porque no hay "nada que ocultar". Este mismo viernes se dará una comisión informativa urgente para informar a la ciudadanía y a los grupos de la oposición de cuáles son los procedimientos que se han realizado en esta investigación en el ayuntamiento.
especiales

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.