Festividades

El Ayuntamiento de Sevilla cerró el pasado año con un superávit de 61 millones de euros

El Ayuntamiento de Sevilla cerró el pasado año 2013 con un superávit de 61,2 millones de euros, lo que significa que ya no está en números…

Publicado el 27 de Mayo de 2014

|

0 comentarios

27/05/2014

|

0 comentarios

El Ayuntamiento de Sevilla cerró el pasado año 2013 con un superávit de 61,2 millones de euros, lo que significa que ya no está en números rojos como hace bastante tiempo. Además, en 2013 se cumplió el principio de estabilidad presupuestaria en el consistorio. Ello se ve favorecido por la financiación que pasó de 13,77 millones de euros en 2012 a una capacidad de financiación de 85,92 millones en este pasado ejercicio. El informe de Intervención establece que hay un cambio de tendencia económica en el Consistorio y se prevé que si se mantienen las medidas que se han empleado en este 2014 habrá una evolución positiva en la liquidación del presupuesto. Y el Ayuntamiento ha cumplido sus compromisos de aportaciones con sus entes dependientes, incrementando algunos como la Empresa de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam). Con estos buenos datos, el Ayuntamiento de Sevilla no tendrá que hacer frente a nuevas medidas de saneamiento, dejando atrás los recortes que hace tiempo marcaban los servicios del ayuntamiento. En estos planes, el consistorio inyectó un total de 235,29 millones de euros a empresas y organismos dependientes. Los ingresos pendientes pasaron del 88,93% en 2012 a un 90,8% en 2013 mientras que los gastos reconocidos también subieron al pasar de un 82,08% a un 83,21%. En cuanto a la recaudación líquida de los ingresos corrientes aumento del 86,81% en 2012 a un 99,56% este 2013. En la carga financiera real se estiman 49,3 millones de euros. La deuda viva supone para el Ayuntamiento de Sevilla un total de 494.815.341 euros pendientes a largo plazo en 2013.

especiales

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.