Turismo

El Ayuntamiento de Gran Canaria lucha para crear corredores seguros entre Reino Unido y el archipiélago canario

Tras la decisión tomada este mismo sábado de la turoperadora TUI de no permitir vuelos entre Reino Unido y España,…

Publicado el 27 de Julio de 2020

|

0 comentarios

27/07/2020

|

0 comentarios

Tras la decisión tomada este mismo sábado de la turoperadora TUI de no permitir vuelos entre Reino Unido y España, exceptuando de momento a Canarias y Baleares, la fuente de turismo principal de nuestro país ha entrado en alerta roja. España ha entrado en una lista negra a causa de los rebrotes de la COVID-19 que se están sucediendo a lo largo de todo el territorio, provocando que muchos países establezcan una cuarentena obligatoria a todo aquel que pise nuestro país.

El consejero de Turismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria hizo público que el archipiélago canario es un destino completamente seguro, según se puede leer de los análisis publicados por el Patronato de Turismo, animando así a que no se corte también el tránsito a su comunidad autónoma. Según Álamo, se está siguiendo todas las gestiones pertinentes que el Gobierno ha ido dictaminando para para evitar que el turista británico tenga que pasar la cuarentena al regresar a su país.

El Patronato de Turismo no ha cesado de reunirse y dialogar con los agentes y representantes turísticos del Reino Unido, logrando que el Gobierno británico aclarara que sí se puede viajar a Canarias y Baleares, aunque no al resto de España sin tener que pasar una cuarentena al regreso. No obstante, los turistas que vayan a Canarias tampoco quedarán libres de esa medida cautelar de control, pues si bien no deberán estar 40 días vigilados en sus domicilios, sí tendrán que estar sujetos a 14 días de cuarentena preventiva.

Es por ello que, el Patronato de Turismo canario, está volcándose en activar varias rondas de contactos para reactivar todas las medidas necesarias con las que se cuenta en colaboración a al presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, y a la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, llamando a la mesa también a las ministras de Asuntos Exteriores y Turismo, Arancha González Laya y Reyes Maroto, respectivamente.

En el otro lado de la mesa se contará con los representantes del Gobierno británico. El fin a alcanzar es que se pueda habilitar los conocidos como corredores turísticos entre Reino Unido y Canarias, redactando una serie de reglas que definirán cómo serán esos viajes directos y que no precisarán de pisar la península ibérica.

El dato más esperanzador que presenta Álamo es que Gran Canaria (y el resto del archipiélago) sigue siendo un destino muy seguro si se tiene presente que solo hay 5,8 casos de contagiados por coronavirus por 100.000 habitantes.

Es una de las zonas de Europa con menos casos de coronavirus, además de contar con un cinturón de seguridad impulsado por el propio Ayuntamiento que fortalece su industria sobre el resto de España, quien quiso destacar el tremendo esfuerzo que ha llevado cabo durante estos últimos meses para coordinar los protocolos de seguridad sanitaria entre los profesionales del sector industrial para eliminar posibilidades de rebrotes, pudiéndolos aislar el instante en caso de que aparecieran.

Otro dato muy valioso que destacó Álamo es el aval que la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas suscribió sobre las Islas Canarias tras examinar la zona y contrastar cuáles eran las medidas aplicadas.

Así pues, el Consistorio y la consejería de Turismo canaria recordaron a sus empresas turísticas que, de momento, el Gobierno británico no ha prohibido a sus ciudadanos viajar a Canarias. Lo único que falta ahora es convencerles en que tampoco es necesario esa cuarentena de 14 días al ser el archipiélago una zona con una baja prevalencia de la COVID-19 y un destino donde la entrada de visitantes está controlada:

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.