Empresarial

El Ayuntamiento de Donostia instaura el teletrabajo de sus empleados en un programa piloto

Los funcionarios que trabajan en el Ayuntamiento de Donostia formarán parte de un programa piloto que analizará de forma pr…

Publicado el 15 de Julio de 2020

|

0 comentarios

15/07/2020

|

0 comentarios

Los funcionarios que trabajan en el Ayuntamiento de Donostia formarán parte de un programa piloto que analizará de forma práctica y real cómo abrazar mejor el teletrabajo para implantarlo no como alternativa, sino como un hecho habitual. Esta iniciativa ya estaba siendo analizada anteriormente por el Consistorio durante la pandemia del coronavirus, aunque de forma más sosegada y arremetiendo pasos más lentos. Ahora, tras el impacto que está dejando la crisis sanitaria y social en las distintas administraciones oficiales y empresas, el alcalde Eneko Goia promulgó acelerar este proyecto con todos los recursos disponibles para intentar alcanzar una meta palpable lo antes posible, un hecho que ya se ha producido.

La Junta de Gobierno Local aprobó ayer mismo que se ponga en marcha el susodicho programa de teletrabajo, especificando que tendrá una validez de seis meses prorrogables hasta un máximo de un año. Al ser un programa piloto y desconocerse cómo afectará en el ámbito de los servicios que se ofrecen, el proceso podrá ser revertido (con previo aviso) para que los empleados tengan que volver a las oficinas respectivas para desempeñar sus labores profesionales.

El objetivo del proyecto es simple y directo: lograr una mayor eficacia en la prestación de los servicios, organizándose para conseguirlo a través del uso de las nuevas tecnologías, además de contribuir a la necesaria conciliación de la vida personal, familiar y laboral, lo que resulta en un incremento sustancial de la motivación de los empleados, así como una mayor satisfacción laboral. Todo ello, no solo mejorará el nivel de vida de los implicados, sino que propiciará que baje los niveles de estrés y aupará las ganas de trabajar más aún.

La firma para comenzar con el programa fue consensuada según lo hablado en un grupo de trabajo que se formuló junto a los representantes municipales y los principales portavoces de las secciones sindicales con representación en la Comisión de Personal del Ayuntamiento. Se reseña que participar en este programa es voluntario. Se preguntará a todo aquel empleado que quiera participar para que lo haga, pero nunca se obligará ni incitará a nadie.

Para apuntarse a este cambio laboral, los trabajadores municipales deberán cumplir estar en servicio activo (no de baja, ni de vacaciones) y tendrán que denotar llevar un mínimo de un año desempeñando las labores del puesto que ocupan y que deberán seguir haciendo mediante el teletrabajo. Tras ser aprobados en el proyecto piloto, continuarán prestando sus servicios desde sus respectivas casas tres días a la semana, mientras que los dos días restantes deberán acudir a la oficina de forma presencial para cubrir el horario de jornada habitual. Tras finalizar los tres meses de duración fijados para el programa, volverán a trabajar como antes de forma presencial a menos que se prorrogue un año más.

Sea como sea, el Ayuntamiento ha asegurado que la intención no es ir haciendo prórrogas, sino establecer un modelo sólido para que sea implantado de forma definitiva.

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.