Barcelona aplica nuevas normas de restricción a sus playas, bajando el aforo máximo permitido

Barcelona aplica nuevas normas de restricción a sus playas, bajando el aforo máximo permitido

El Ayuntamiento de Barcelona ha tomado medidas drásticas ante los rebrotes de COVID-19 que han ido surgiendo a lo largo de esta …

Publicado el 22 de Julio de 2020

|

0 comentarios

22/07/2020

|

0 comentarios

El Ayuntamiento de Barcelona ha tomado medidas drásticas ante los rebrotes de COVID-19 que han ido surgiendo a lo largo de esta última semana en su territorio. Una de ellas es proyectar vetos para el acceso de las playas según unas directrices.

Así, el volumen de gente que podrá juntarse en las playas barcelonesas, durante unas menos dos semanas mínimo, se verá sensiblemente reducido. Si bien hasta ahora era de 38.000 personas, ahora se estipula que puedan ser 32.000, esto es, un 15% de decremento del aforo. Estas medidas han sido parte del paquete de restricciones dictaminadas por el Govern para la capital y doce localidades aledañas.

Asimismo, el Ayuntamiento de Barcelona insta a que los ciudadanos intenten no ir a la playa de 16.00 a 20.00, las franjas horarias con mayor asistencia, sobre todo el viernes, sábado y domingo.

Lo cierto es que cada municipio ha adoptado las medidas impuestas de la forma que mejor han convenido, unos siendo más estrictos y otros más permisivos o aplicando directrices más llevaderas. Barcelona, en su caso, ha optado por limitar el aforo y, de momento, no cerrar las playas, evitando así que suceda una emigración masiva de la gente hacia las playas de las localidades cercanas, creando allí una masificación. Según Colau, la alcaldesa de Barcelona, se está gestionando el asunto de forma que, al gestionar el aforo, reduciéndolo o incrementándolo, se puede endurecer o relajar el control de forma correlativa según vaya el plan de contagios. La reducción actual del 15%, supondría un decremento de 8.000 personas en las playas, y por lo tanto, más espacio interpersonal. Además, destacó que al no cerrar las playas de forma total, se puede ejercer un mejor control de la población para evitar que se aglomeren en otros municipios.

El Ayuntamiento señala que, hasta el día de hoy, no se ha llegado a completar nunca el aforo máximo permitido de 38.000, excepto en cinco playas donde sí se juntó demasiada gente como para permitir que siguiera confluyendo más. El concejal de Emergencia Climática, Eloi Badia, confirmó que el plan está bien encaminado desde junio e incluso con la aplicación de estas nuevas normas, aunque ha recalcado que no les temblará la mano si deben sentenciar el cierre de las playas de forma total si la cosa empeora, aunque esperan que no seas necesario.

Consultar la web del Ayutamiento

Badia también quiso enfatizar que la ciudadanía debe procurar evitar pasar menos horas en la playa y -sobre todo- evitar las franjas horarias más recurridas, que son el viernes, sábado y domingo entre las cuatro de la tarde y las ocho de la noche. Para saber cómo está de saturada una playa, recordó que se puede recurrir a la web del Ayuntamiento donde hay un apartado que informa con valores continuamente actualizados de cuál es la ocupación de cada zona playera. No en vano, el análisis de los datos confirma que dicha web es visitada una media de 10.000 veces al día.

Para poder gestionar que la nueva directriz de aforo se lleva cabo correctamente, se reforzará el control de las playas, así como el equipo de la Guardia Urbana destinado a ello.

Recordemos que el Ayuntamiento de Barcelona sintetizó en junio un innovador sistema de control de aforo de las playas para minimizar el riesgo de contagio del coronavirus. Implantó un sistema de medición que permite conocer desde una web cómo de llena está cada playa y señala cuáles son los niveles de aforo máximos, estableciendo el cierre de una playa en caso de llegar al mismo. Esto ha sucedido de forma continua cada fin de semana, provocando incluso que se haya tenido que proceder a desalojarlas.

Información de las playas desde la web

Los datos de la web alojada en la del ayuntamiento (barcelona.cat/platges) informan con total claridad y datos actualizados si las playas son accesibles al baño, marcando con iconos bien claros cuál es el aforo de cada playa y si se puede ir a ella o no.

Los iconos de cada playa se mostrarán en cuatro colores diferentes dependiendo del porcentaje de gente que haya y según el aforo máximo que tiene relacionado. Si el icono es de tonalidad verde, es que la ocupación es baja (por debajo del 40%) y por lo tanto, se puede ir sin problemas. Si está tintado de color amarillo, implica que la ocupación es normal (entre un 40% y un 60%.), por lo que también se puede ir. No obstante, si el indicador se presenta de color naranja, es que la ocupación es alta (entre un 60% y un 80%), siendo recomendable no ir o elegir otra playa. Si por el contrario el color del icono es rojo, ello indica que la ocupación es muy alta (más del 80%), por lo que, no se puede ni debe ir a dicha playa.

Deja tu comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.