País Vasco

País vasco o Euskadi, está situada en el extremo nororiental  de la franja cantábrica, al sur de La Rioja, al oeste de Cantabria y Burgos y al este de Navarra. Lo integran las provincias de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. Tiene una extensión total de 7.234  km²  y una población de 2.164.311 habitantes según el censo de 2015. Como dato curioso el País Vasco no tiene capital oficial, pero de forma oficiosa su capital es Vitoria, situada en la provincia de Álava.

Esta comunidad autónoma geográficamente en su mayoría es montañosa, compuesta por los Montes Vascos, la sierra de Cantabria y las estribaciones del pirineo que llegan de Navarra. Climáticamente el País vasco es homogéneo , dado que tiene un reducido tamaño en cuanto a extensión, pero aun así se pueden diferenciar cuatro zonas climáticas: la vertiente atlántica al norte, una zona de clima subatlántico, una zona de cima submediterráneo y en el sur un clima de verano seco y caluroso de tipo continental.

Económicamente el País Vasco es uno de los territorios más ricos de España y supera a media europea de I+D+i/PIB en innovación. En su territorio se alberga un gran número de industrias y esto le hace ser una de las regiones más desarrolladas de España. Todo esto es gracias a la reconversión industrial y a desindustrialización que se produjo a mediados de los años 80. Esta flamante economía solo se vio amenazada por el impacto del terrorismo de ETA.

En el País Vasco se han hablado dos lenguas desde hace siglos, el Castellano y el euskera, siendo las dos lenguas oficiales de este territorio. En la actualidad la mayoría de los hogares vascos hablan mayoritariamente e castellano

Turísticamente esta comunidad autónoma es muy atractiva ya que goza de una gran amplitud de curiosidades. La gastronomía del País vasco goza de un gran prestigio tanto a nivel nacional como internacional, ya que cuenta entre sus filas con cocineros de talla mundial como Juan Mari Arzak, Pedro Subijana, Martin Berasategui, Eneko Atxa, etc…

El Folklore Vasco es impresionantemente único contando con bailes regionales, música tradicional y deportes ancestrales, de los cuales cabe destacar el levantamiento de piedras que no deja indiferente a nadie. Este folklore es bien exhibido en las fiestas más populares de El País Vasco, como la celebración de la Semana Grande de Bilbao, las Fiestas de La Blanca en Vitoria con su Celedón, la festividad de la tamborrada de San Sebastián, el Alarde de Irún y el de Fuenterrabia.